Sandía

Trucos de cocina

La sandía resulta ideal para calmar la sed, y junto con el melón es la reina de las frutas del verano. Debido a su potente sabor refrescante, también se utiliza para preparar con ella deliciosos sorbetes, helados y zumos acompañados de jugo de naranja o leche. Existen variedades de sandías apropiadas para hacer mermeladas.

Esta fruta no se presta a realizar con ella platos culinarios preparados, sino que se limita al uso casi exclusivo de postre, ya que la sandía cortada en rebanadas o cubos se estropea rápidamente y la pulpa se vuelve acuosa y harinosa.

En Rusia es muy popular consumir un vino que se prepara a base de zumo de sandía.

Sorbete de sandía

  • Tiempo: Más de 2h
  • Precio: 10-20€
  • Dificultad: Fácil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Verano
Ingredientes
  • 600 g de sandía
  • 200 ml de agua
  • 250 g de azúcar
  • 50 ml de zumo de limón
  • 10 ml de zumo de naranja
  • aceite de oliva virgen extra
  • Canela molida

Cómo se elabora

Quitamos la cáscara y las semillas de la sandía y trituramos la pulpa hasta que quede un puré. Mezclamos el azúcar con un vaso de agua y cocemos durante cinco minutos hasta formar un almíbar ligero. Retiramos del fuego el almíbar, añadimos el zumo de limón, el zumo de naranja y dejamos que se enfríe la mezcla. Mezclamos el almíbar con el puré de sandía, lo vertemos en un recipiente ancho para que se congele cuanto antes y dejamos que repose en el congelador. Removemos la mezcla cada 30 minutos durante dos horas y luego dejamos que se congele pero que nos quede granizado o sorbete y no congelado uniforme. Servimos congelado y acompañado de unas hojas de menta o de hierbabuena.

Ver más recetas con Sandía en EROSKI CONSUMER >