Rambután

Cómo elegirlos y conservarlos

El rambután puede comprarse durante todo el año.

Al adquirirlos, deben desecharse aquellos ejemplares que estén dañados o con moho. Si se dejan a temperatura ambiente sin envasar, se secan y se alteran rápidamente.

Se recomienda mantenerlos dentro de bolsas de plástico agujereado para evitar su deterioro. Bajo estas condiciones se pueden conservar almacenados hasta un tiempo máximo de un mes.

Para su consumo se han de dejar a temperatura ambiente hasta que alcancen el punto de sazón. Asimismo, se pueden guardar en la nevera durante unos días protegidos con papel film o congelar, y de este modo, se mantienen en buenas condiciones durante meses.