Plátano

Trucos de cocina

Lo habitual es comer el plátano y el bananito como fruta fresca (de postre o ingrediente de batidos, ensaladas...), ya que es la mejor forma de aprovechar todas sus virtudes nutritivas. También se emplean con fines culinarios; para elaborar batidos, compotas y multitud de postres. Se puede consumir frito, caramelizado..., y de esta manera puede servir de guarnición de platos tanto de carne como de pescado. El plátano macho es una fruta que se consume exclusivamente cocinado, sin que la cocción altere su contenido de hidratos de carbono (almidón). Por lo general, se guisa de igual modo que se cocinan las patatas y las hortalizas (cocido, frito, asado, al horno...) y también se puede emplear como ingrediente de ciertas sopas.

Batido de plátano

  • Tiempo: 20 minutos
  • Precio: 5-10€
  • Dificultad: Muy fácil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Todo el año
Ingredientes
  • 4 plátanos maduros
  • 4 yogures de limón
  • el zumo de un limón
  • azúcar y dos pastillas de chocolate

Cómo se elabora

Trocear los plátanos y rociarlos con el zumo de limón. Añadir el azúcar y los yogures y pasar la batidora hasta que quede homogéneo. Decorar con virutas de chocolate, con ayuda de un cuchillo y guardar en la nevera para servirlo bien frío.

Ver más recetas con Plátano en EROSKI CONSUMER >