Piña

Trucos de cocina

Se consume generalmente fresca, sola o en macedonia, así como formando parte de diferentes postres y preparaciones, en zumo o en almíbar.

Para su consumo como fruta fresca se ha cortar la base y la parte superior de la piña (plumero), colocar de forma vertical y cortar en rodajas como un melón. Una vez cortadas las rodajas, seccionar la piel y cortar la pulpa en triángulos. Servir sobre su piel y añadir unas gotas de lima para realzar su sabor. Casa muy bien con algunos sabores salados y una de las cocinas que más utiliza esta fruta es la china, internacionalmente conocida. El cerdo o el pato, por ejemplo, de fuerte sabor, congenian perfectamente con la piña. En cuanto a la piña baby, se recomienda consumirla al natural y emplearla hueca, como recipiente para servir preparaciones rellenas de verduras con jamón o marisco, o de macedonia con una bola de helado, etc.

Piñas rellenas

  • Tiempo: 30 minutos
  • Precio: 5-10€
  • Dificultad: Muy fácil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Todo el año
Ingredientes
  • 4 piñas baby de 600 gramos
  • 2 papayas
  • 2 kiwis
  • 2 granadillas dulces
  • zumo de limón
  • azúcar
  • guindas de colores

Cómo se elabora

Cortar las piñas longitudinalmente por la mitad y retirar cuidadosamente la pulpa. Trocear la pulpa, pelar y trocear las papayas y los kiwis, partir las granadillas y coger su pulpa con ayuda de una cuchara. Rociar todo con el jugo de un limón y añadir azúcar. Repartir la mezcla en las piñas vacías y servir frío. Decorar con las guindas de colores.

Ver más recetas con Piña pasa en EROSKI CONSUMER >