Melón

Trucos de cocina

La mayor parte de las variedades aromáticas son ideales como postre, si bien el melón se puede incluir como ingrediente en ensaladas, con hojas de menta fresca y aliñados con aceite y limón; con naranjas y berros o con apio finamente picado, cebollas, aceitunas y mayonesa. Como postre, tanto solo como acompañado de otras frutas frescas resulta exquisito. Una buena idea es cortar dados de melón y mezclarlos con grosellas o fresas silvestres.

Las rodajas de melón descansando sobre su corteza de la que se han separado con un afilado cuchillo y acompañadas con unas lonchas de jamón serrano constituyen un entrante delicioso; al igual que si se presentan de aperitivo trozos de melón que se han dejado macerar en zumo de limón, licor de frutas, brandy, Jerez u Oporto.

Los sorbetes y helados de melón durante el verano son un refresco fantástico y se preparan utilizando la pulpa triturada.

Espolvoreado con pimienta se convierte en una excelente guarnición para acompañar la carne asada, el foie gras y el pollo asado. En algunos países orientales se utiliza para recibir a los invitados y se sirve muy frío espolvoreado con azúcar y jengibre.

Budin de melón

  • Tiempo: 1 hora
  • Precio: 5-10€
  • Dificultad: Media
  • Raciones: 4
  • Temporada: Primavera
Ingredientes
  • 1 melón
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de almendra molida
  • 3 cucharadas de azúcar
  • una nuez de mantequilla
  • una pizca de canela

Cómo se elabora

Pelar y trocear el melón. Cocer la fruta y, una vez deshecha, triturarla. Batir enérgicamente con la batidora los huevos a punto de nieve con el azúcar hasta que doblen su volumen. Mezclar los huevos, la almendra picada, la canela y la pulpa del melón suavemente sin batir. Colocar en un molde untado con mantequilla, llevar al horno a 200ºC durante 40 minutos. Posteriormente, esperar que se enfríe y servir.

Ver más recetas con Melón en EROSKI CONSUMER >