Litchi

Cómo elegirlos y conservarlos

Se lo puede hallar fresco de noviembre a febrero, así como desecado y enlatado en almíbar durante todo el año.

Es una fruta poco conocida en muchos países europeos, a los que llega importado. Así, en estos países es difícil encontrarlos en el mercado e incluso en algunos sólo se puede degustar en establecimientos y restaurantes orientales. En China, la forma más habitual de encontrar el litchi en los mercados es desecado. Al adquirir los litchis deben desecharse aquellos que se presenten arrugados, ya que esto es un signo de que la pulpa se está volviendo negra y ha perdido sabor.

Si se deja a temperatura ambiente, su piel se seca y se oscurece. Se pueden conservar en refrigeración durante unas dos semanas, si los introducimos en bolsas de plástico con papel absorbente en su interior. Pasado un largo periodo de tiempo fermentan y aumenta su acidez. De todas formas, la congelación es el mejor método para conservar esta fruta, ya que permite preservarla durante un año.