Higo seco

Trucos de cocina

Los higos secos se suelen consumir tal cual o se emplean como ingrediente de budines y compotas, para lo cual deben remojarse unas horas antes de utilizarlos; si se emplea vino en vez de agua se obtiene mejor sabor. Los higos no se deben lavar ya que su piel se empapa rápidamente; se han de limpiar con un trapo ligeramente humedecido. En Provenza se prepara un postre tradicional para Año Nuevo que se llama Les quatre mendiants o los cuatro mendigos, y que consiste en una mezcla de higos, pasas, avellanas y almendras, cuyos colores recuerdan los hábitos que vestían las cuatro órdenes mendicantes de la Iglesia Católica. En Castilla y León, la combinación de higos secos con nueces constituye un aperitivo muy apreciado y delicioso y se conoce como "turrón de pobre". En Andalucía se elabora el pan de higo, un dulce tradicional, siendo el más famoso y popular el que se elabora en la villa de Cuevas (Almería), y que consiste en una torta redondeada y plana, elaborada con higos secos picados muy fino junto con diversos frutos secos y condimentos o especias: almendras, anís, canela, clavo, pimienta, cáscara de naranja, aguardiente de anisado y agua de hinojo. El resultado es un alimento energético y tonificante.

Biscuit de higos con salsa de nueces

  • Tiempo: 40 minutos
  • Precio: 5-10€
  • Dificultad: Media
  • Raciones: 4
  • Temporada: Todo el año
Ingredientes
  • 200 gr. de higos secos
  • 4 yemas de huevo
  • 6 cucharadas de azúcar
  • medio litro de nata
  • agua, zumo de limón, menta
  • 100 gr. de nueces peladas
  • 100 gr. de azúcar
  • medio litro de leche

Cómo se elabora

Elaborar un puré de higos cociéndolos sin tallo en agua durante 15 minutos. Triturarlos con una batidora. Hacer un jarabe con un poco de agua con azúcar y un chorro de limón. Mezclarlo con las yemas y batirlo durante 10 minutos hasta que monte. Agregar el puré de higos y mezclarlo con suavidad. Echar también la nata semimontada. Seguir mezclando con cuidado. Rellenar con la mezcla unos moldes e introducirlos en el congelador. Una vez congelados, desmoldarlos, ayudándose con agua caliente. Hacer una salsa de nueces mezclando sus ingredientes. Reducir a fuego lento, dejar reposar y colarlo. Servir el biscuit con la salsa y decorar con hojas de menta.

Ver más recetas con Higo seco en EROSKI CONSUMER >