Granada

Trucos de cocina

Uno de los mayores problemas que presenta la granada al consumirse es la extracción de los granos de su envuelta interior. Una forma fácil de extraer los granos de las granadas consiste en partir la fruta por la mitad, coger media granada, apretar un poco para que se aflojen los granos, y sobre una fuente o plato, con el corte hacia abajo, se la golpea en la piel con el fondo de una cuchara grande (o similar) mientras se le va dando vueltas con la mano.

Otro procedimiento es el siguiente: extraer el extremo del cáliz haciendo un cuadrado con 4 cortes de cuchillo; desde cada una de las esquinas de ese cuadrado, hacer un corte poco profundo (que no toque los granos o muy poco) que descienda hasta el pedúnculo del fruto, en el extremo opuesto. En total 4 cortes. Separar en 4 gajos el fruto y desgranarlo. A continuación, hay que eliminar todas las pieles blanquecinas porque tienen un sabor amargo.

Los granos de su envuelta interior. Una forma fácil de extraer los granos de las granadas consiste en partir la fruta por la mitad, coger media granada, apretar un poco para que se aflojen los granos, y sobre una fuente o plato, con el corte hacia abajo, se la golpea en la piel con el mango de un cuchillo grande (o similar) mientras se le va dando vueltas con la mano. Otro procedimiento es el siguiente: extraer el extremo del cáliz haciendo un cuadrado con 4 cortes de cuchillo; desde cada una de las esquinas de ese cuadrado, hacer un corte poco profundo (que no toque los granos o muy poco) que descienda hasta el pedúnculo del fruto, en el extremo opuesto. En total 4 cortes. Separar en 4 gajos el fruto y desgranarlo. A continuación, hay que eliminar todas las pieles blanquecinas porque tienen un sabor amargo.

Los granos de esta fruta se pueden usar en la elaboración de distintos postres como la macedonia; junto al melón y la frambuesa forman parte del combinado conocido como "frutas de la pasión". Los granos macerados con miel, zumo de limón o mosto de uvas tienen un sabor delicioso. La pulpa que envuelve las semillas, mitiga la sed, porque tiene un sabor azucarado con matices agrios, muy agradable. También se emplean para elaborar helados, gelatinas, mousses y cremas. En la Alpujarra de Granada, se hace una ensalada con lechuga y granos de la fruta espolvoreados por encima de las hojas verdes. En los países árabes se elaboran unas tortas de mazapán con abundante recubrimiento de los granos, que también utilizan para relleno en algunos guisos. Los turcos preparan una crema de arroz con almendras, denominada "keskul", a la que añaden algunos granos de granada. En otras cocinas orientales se aderezan con los granos ciertos huevos al plato y el sabor resultante es algo picante.

El jugo que se obtiene de esta fruta denominado granadina, es muy refrescante y posiblemente sea su producto comercial más conocido. Se emplea para hacer jarabes, confituras y helados. Se puede tomar solo o mezclado con otros zumos como piña o limón. La comercialización de la granada como producto de cuarta gama y su uso en la fabricación de mermeladas, jaleas, confituras, zumos, etc., está adquiriendo cada día mayor interés.

Ensalada de aguacate, naranja, granada y langostinos

  • Tiempo: 20 minutos
  • Precio: 10-20€
  • Dificultad: Muy fácil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Otoño
Ingredientes
  • media lechuga verde
  • media lechuga morada
  • 500 gramos de langostinos
  • 2 aguacates medianos
  • 1 naranja
  • 2 granadas
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 200 gramos de mayonesa

Cómo se elabora

Cocer los langostinos en agua con un chorrito de aceite y abundante sal. Cuando rompa el hervor, echar los langostinos, dejar 3 minutos al fuego, y pasado ese tiempo, retirar la cazuela del fuego. Sacar los langostinos del agua caliente y enfriarlos rápidamente en agua con hielo. Una vez fríos, se pelan.

Entre tanto, limpiar las lechugas, trocear las hojas de una manera informal y mezclar los 2 tipos de hojas. Reservar para después.

Pelar el aguacate, quitándole el hueso central y filetearlo en láminas. Pelar la naranja y extraer los gajos. Si es posible, y con paciencia pelar cada gajo de naranja. Pelar la granada y sacar los granos de la fruta.

En el fondo del plato colocar la lechuga ligeramente aliñada con aceite y vinagre e ir insertando laminas de aguacate, naranja y colas de langostinos, salsear con un poco de mayonesa por encima de los langostinos. Terminar espolvoreando con los granos de granada por todo el plato.

Ver más recetas con Granada en EROSKI CONSUMER >