Fresa

Trucos de cocina

Hay dos reglas de oro a la hora de manejar tanto fresas como fresones. Por un lado, no es conveniente manipularlas en exceso y tampoco exponerlas al calor. Hay además que lavarlas en el último momento antes de servirlas, justo un poco antes de quitarles el rabo y sin dejarlas a remojo para que no pierdan su jugo.

Por su sabor dulce y perfumado, las fresas son deliciosas cuando se toman al natural, pero se pueden escoger distintas formas para servirlas: sin sus pedúnculos y azucaradas, colocadas en forma de pirámide con hojas de fresas dispuestas en diferentes lugares, espolvoreadas con un poco de pimienta o rociadas con zumo de naranja, limón o un buen vinagre balsámico para realzar su sabor. Quedan exquisitas bañadas con Beaujolais, burdeos o cava. Las fresas a las que se han retirado los pedúnculos sueltan su jugo si se espolvorean con azúcar.

Fresones al jerez

  • Tiempo: 10-15 minutos
  • Precio: 5-10€
  • Dificultad: Muy fácil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Primavera
Ingredientes
  • 400 gramos de fresones
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 copa de jerez dulce
  • 1 cucharada de vinagre
  • 150 gramos de nata
  • bizcochos de lengüeta.

Cómo se elabora

Escoger los fresones maduros, pero bien tersos, lavarlos, quitarles los tallos y dejarlos escurrir. Ponerlos en un recipiente bien extendidos y rociarlos con el vinagre. Dejar así por espacio de 30 ó 40 minutos.

Colocar en una fuente y espolvorear generosamente con azúcar y regar con el jerez.

Poner en el frigorífico hasta el momento de llevar a la mesa. Momentos antes, se les adiciona la nata azucarada y formando pirámide. En el vértice se coloca un fresón que se habrá reservado con tallo y hojas. Adornar la fuente poniendo bizcochos alrededor.

Ver más recetas con Fresa en EROSKI CONSUMER >