Coco

Trucos de cocina

Agitarlo para verificar que contiene agua, practicar dos orificios en los "ojos" del coco con un sacacorchos. Vaciar el agua en un recipiente y serrar el coco. Separar la cáscara de la pulpa con la ayuda de un martillo o introduciendo el coco en un horno caliente unos minutos. Eliminar la piel marrón que recubre la pulpa y que resulta algo indigesta y lavar la pulpa con agua.

Pulpa madura: se puede consumir cruda, entera o rallada; o bien asada, formando parte de diversas preparaciones culinarias. Pulpa gelatinosa: se obtiene de los cocos aún verdes. Se come con una cuchara, una vez abierto el coco. Contiene los mismos nutrientes que el coco maduro pero en menor concentración.

Agua de coco: ideal para calmar la sed.

Leche de coco: se obtiene exprimiendo la pulpa del coco una vez triturada. Se le agrega agua o leche y se toma como refresco o se añade a batidos de frutas u otros platos. El coco constituye un ingrediente básico en la cocina exótica y en el curry asiático, suaviza el sabor de las guindillas.

Aceite de coco: se utiliza en la elaboración de algunos productos de repostería industrial envasada y snacks por su bajo coste y buen resultado.

Leche de coco

  • Tiempo: 30 minutos
  • Precio: 5-10€
  • Dificultad: Muy fácil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Todo el año
Ingredientes
  • 4 o más cocos
  • 2 vasos de leche entera y azúcar

Cómo se elabora

Se obtiene exprimiendo la pulpa del coco una vez bien triturada, se puede elaborar agregando agua o leche y se toma como refresco o se añade a batidos de frutas u otros platos.

Ver más recetas con Coco en EROSKI CONSUMER >