Ciruela

Trucos de cocina

Las ciruelas son una de las frutas más apetecibles y refrescantes durante los calurosos meses de verano, sobre todo cuando se toman frescas recién sacadas del frigorífico.

Todas las ciruelas oscuras y algunas de las variedades más claras tienen pieles amargas y pueden utilizarse para preparar confituras, mermeladas y gelatinas de una luminosidad transparente. También pueden prepararse deliciosas salsas agridulces que acompañan carnes y crepes.

En Centro Europa, Alemania y Austria, las ciruelas entran en la composición de buñuelos que se pasan por azúcar mezclado con chocolate rallado, y también aparecen en los famosos Strudels, un tipo de masa hecha de muchas capas de pasta muy delgada que se rellena y se envuelve para luego ser horneada hasta que esté crujiente y dorada. En Alemania, la estación de las ciruelas equivale a Pflaumenkuchen, es decir, a degustar una pasta cubierta por una preparación de esta fruta.

La desecación es otra de las alternativas interesantes de las ciruelas. Se pueden utilizar las ciruelas pasas, que se consumen al natural, cocidas o como acompañamiento de diferentes platos dulces, combinadas con otras frutas, o alimentos salados, particularmente en platos de carnes de caza.

Bavarois de ciruelas

  • Tiempo: 60 minutos
  • Precio: 10-20€
  • Dificultad: Difícil
  • Raciones: 4
  • Temporada: Primavera
Ingredientes
  • 250 gramos de azúcar
  • 1/4 de litro de leche
  • media vaina de vainilla
  • 1 kilogramo de ciruelas
  • 4 yemas de huevo
  • 4 hojas de gelatina
  • medio litro de nata

Cómo se elabora

Cocer la leche con la vainilla y conservarla caliente. Batir las yemas con el azúcar, montarlas, agregar la leche y cocer al baño maría. Añadir las ciruelas a trozos. Disolver la gelatina en agua tibia y agregarla a la mezcla anterior. Remover con varillas la mezcla hasta que quede homogénea y dejar enfriar. Añadir la nata cuando esté fría pero no cuajada y verter en un molde y dejar enfriar en la nevera.

Ver más recetas con Ciruela en EROSKI CONSUMER >